Facebook-Track

@ El Insomnio de los Letrados @

 

Una literatura de matices para niños y jóvenes

Elaine Vilar Madruga. Cuando escribo para niños —una de mis vocaciones más tardías y que, sin embargo, ha sido un viaje hacia el infinito de la posibilidad— pienso siempre en clave de fantasía. Será, tal vez, porque me ato a los recuerdos de mi infancia: una niñez que tuvo mucho de magia, a la cual me gustaba teñir con esos pespuntes para lograr un escape del, en ocasiones, aburrido mundo de los adultos y la realidad. Ese mundo real que, con sus asuntos, es tantas veces discordantes para los...

Tao Te King. La compañía del solitario

Mireya Piñeiro Ortigosa. De tanto repetirse que la soledad es mala consejera, muchos han llegado a otorgarle una categoría de dogma sacramental, de pilar filosófico, de verdad científica y hasta de recomendación sanitaria, a una sentencia que, como casi toda expresión de la realidad, puede contener matices tan diversos que llegan a la contraposición misma. De modo que si de soledad se habla, lo mismo ofrecen razones atendibles sus detractores que sus adeptos.  Pero quiero referirme a un ilu...

Consejos prácticos de un editor

Lourdes de Armas. El trabajo del editor en Cuba complementa y engalana la obra del escritor. Su labor es imprescindible en el proceso editorial de la isla. Está en correspondencia con los intereses temáticos y las pautas editoriales y se involucra en el proceso de producción del libro. Garantizando que se cumplan las normas de redacción, su propósito en el arte del libro, va más allá de la corrección gramatical y ortográfica, que también son esenciales para lograr la excelencia de una obra l...

Las redes sociales son una pecera y no todos los peces son de colores

Elaine Vilar Madruga. No es un secreto. Las redes sociales son, cada vez más, parte inseparable de la comercialización de la obra y juegan además un papel determinante en la visualización —regional y mundial— de los autores. Más que una herramienta, las redes sociales se han convertido en un mundo virtual con sus propias leyes, códigos y procedimientos. Son innegables sus beneficios y de ellos ya me he encargado de hablar en un artículo previo, en cuyas conclusiones lanzaba dos preguntas a m...

De amores y profesiones. Un amor que define mi vida (Parte III)

Rodolfo Alpízar. Para octubre de 1976, fecha en que aterrizo en Angola, país multilingüe con el portugués como lengua vehicular, de la cultura lusófona solo conocía La reliquia, de Eça de Queirós, y que los caballeros castellanos usaban el galaicoportugués para cantar sus amores.  Para mí, desde niño, el idioma del amor (del arte, la cultura, la diplomacia) era el francés, y lo estudié. Entonces me encontré con el portugués, en una variante africana. Podía ser la lengua del amor o no (sí qu...

De amores y profesiones. Amores eternos…, compartidos (Parte II)

Rodolfo Alpízar. «Lo siento, no me interesa trabajar aquí», expresé al doctor Isidro Fernández, director entonces del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas (CNICM), al inicio de mi segunda jornada laboral. El día anterior me recibió, me habló del Centro y de los proyectos a los cuales pensaba incorporarme, y me envió a la sección de redacción, advertido de que no sería mi única ocupación.  Antes de ingresar en Letras, yo había terminado un curso de correctores tipográficos y de...

De cómo se relacionan los libros y los autores con los textos y las maneras en que se escribe

Lourdes González Herrero. En esa temprana edad en que leía sin otras responsabilidades que las de los horarios domésticos, una alimentación adecuada y retener las tareas en la memoria, me bastaba leer, los trasgos de la literatura solo los compartía al acercarme a los libros. Eran, por eso mismo, trasgos ajenos.  Eso suponía – y supone – varias ventajas: el sufrimiento que ciertas páginas me deparaban era controlable; los personajes estaban hechos y yo solo tenía que disfrutarlos; la única...

Lectura para degustar

Elena Rosales Caballero. Quiero tener un diálogo en el que desaparezca la delgada línea del hoy para escapar del reino de este mundo e ir fuera de la poca tranquilidad que nos acecha. Quiero ir hacia mundos imperfectos, pero más reales que la propia vida, por lo menos mundos más legibles, aunque sea desde fuera. He comprendido que para ello lo mejor es leer: la lectura es una conversación donde el libro habla y tú, en mente y alma, te tornas respuesta.   Prefiero vivir intensamente todas y...

Doce consejos a quienes comienzan a escribir para los niños

Eldys Baratute. 1- Nunca pienses que escribir para los niños y el resto de la familia es cosa fácil, por el contrario, cuando alguna idea tonta o demasiado sencilla se te ocurre y no tienes las herramientas para convertirla en algo que pueda emocionar, que haga reír o llorar a alguien, que alegre o entristezca, deséchala de inmediato. 2- Cuando estés frente a la página en blanco, nunca pienses en un único lector. Ahora tienes la oportunidad de que te lean tantas personas como habitantes e...